Mascotas de origen asiático.

El Hokkaïdo.

Se supone que esta raza procede de los perros japoneses de tamaño mediano, los cuales acompañaron durante la era Kamakura (alrededor del año 1140) a los emigrantes de Honshu (principal isla de Japón) a Hokkaido; precisamente durante dicha época se desarrolló un tráfico intenso entre Hokkaido y el distrito de Tohoku. En el año de 1937, esta raza fue declarada « monumento natural » y fue entonces cuando adoptó el nombre de su región de procedencia. También se le nombra « Ainu-ken » porque los habitantes originales de Hokkaido se llamaban Ainu y criaban a estos perros para la cacería de osos y otros animales salvajes. La naturaleza robusta del Hokkaido lo capacita para soportar el frío glacial y las nevadas intensas. Reacciona adecuadamente a distintas situaciones y es muy resistente.

El Chin Japonés.

Fue exclusivo para la corte de Japón y era exclusivo de la realeza Japonesa. Se volvió más popular en 1853 cuando le regalaron unos ejemplares a la Reina Victoria, y en 1987 llegó a Occidente donde fue aceptado fácilmente como perro de compañía. En 1964 fue nombrado como símbolo nacional del Japón. Anteriormente fue llamado Spaniel Japonés pero poco a poco se fue difundiendo alrededor del mundo llegando a Estados Unidos, pero aún así es bastante adorado en Japón.

El Shikoku.

Esta raza remonta a los perros de tamaño mediano que existían en Japón en la antigüedad. El Shikoku fue criado como perro de caza, particularmente para la caza del jabalí en los distritos montañosos de la Prefectura de Kochi. Se le conoce a veces como « Kochi-ken » (ken = perro). Existían tres variedades de esta raza: Awa, Hongawa y Hata, las cuales recibieron el nombre del área donde se llevó a cabo la crianza. Entre todas estas, la de Hongawa fue la que mantuvo el más alto grado de pureza, ya que el área de la cual lleva el nombre no era accesible desde ningún punto. Estos perros son resistentes y lo suficientemente ágiles como para correr a través de la región montañosa. Se caracterizan por su pelaje color sesam. La raza tomó el nombre de la región y fue designada « monumento natural » en el 1937.

 

El Shiba.

El Shiba ha sido una raza del Japón desde los tiempos primitivos. La palabra « Shiba » se refería a algo « pequeño », un « perro pequeño ». El hábitat del Shiba era el área montañosa frente al Mar del Japón y fue utilizado como perro de caza de pequeños animales y aves. Existían ligeras diferencias en las razas de acuerdo con las áreas en donde eran criados.
Conforme se importaron perros de Inglaterra como los Setters Ingleses, y los Pointers Ingleses durante el período 1868-1912, la cacería se fue convirtiendo en un deporte en el Japón, y la cruza del Shiba con esos perros ingleses se hizo frecuente, de manera que encontrar un Shiba puro fue raro, por lo que entre los años 1912 y 1926 los Shibas puros dentro de esos confines se volvieron muy escasos.
Desde 1928 los cazadores y otras personas cultas se preocuparon por preservar a los Shibas puros iniciándose seriamente la conservación del número limitado de líneas de sangre puras que existía. En 1934 se unificó finalmente el estándar de la raza.
En 1937 se declaró al Shiba como monumento natural, y desde entonces se crió y mejoró la raza hasta llegar a ser la raza superior que se conoce actualmente.

El Kishu.

Esta raza desciende de perros de tamaño mediano que vivieron antiguamente en Japón. Se estableció en las regiones montañosas de Kishu (distrito de Wakayama y Mie). Antiguamente, el pelaje de estos perros mostraba marcas de colores llamativos como rojo, sesame o atigrado. Sin embargo, desde 1934 sólo se permiten perros unicolores, motivo por lo cual han desaparecido las marcas de colores llamativos y no han vuelto a aparecer desde 1945. En la actualidad existen también perros de esta raza con pelo blanco. Estos perros son utilizados principalmente para la cacería del jabalí; sin embargo, también se utilizaron en otras épocas para la cacería del venado. Esta raza obtuvo el nombre de su región de procedencia y en 1934 se consideró como “monumento natural”.

El Shar pei.

El Shar Pei se destaca por su temperamento sereno y equilibrado. Es un animal independiente y de un solo amo. Dependiendo del animal y su crianza, en ocasiones puede parecer autista. Su carácter se asemeja al de un gato, incluso en su manera de juguetear con los objetos mediante “zarpazos”.
Revoltoso de cachorro, el shar pei puede ocasionar serios daños a determinados ambientes de la casa durante sus primeros años de vida, en especial a aquellos en los que abunde madera. Por eso es importantissimo que se canalize la tendencia a morder hacia mordedores o juguetes adecuados, así evitaremos que estropee el mobiliario.
Pero no se asuste potencial comprador, ya que entrado en la madurez su carácter cambia para bien y se vuelve menos “travieso” y mas tranquilo y sedentario. Debido a esta tendencia al sedentarismo es importante para el dueño del shar pei que le propine un paseo al menos 3 veces al dia y una adecuada alimentacion. De no existir dicha actividad fisica es probable que aumente de peso. La actividad física tambien le proporciona un equilibrio psicologico al perro, aportando disciplina y gasto energético.

Esta raza china ha existido por cientos de años en las provincias que rodean el Mar de China Meridional. La ciudad de Dialak, en la provincia de Kwun Tung, es probablemente su lugar de origen.

El Akita.

raza-perro-akita-inuLa talla de los perros japoneses originalmente variaba de pequeña a mediana y no existían razas grandes. A partir de 1603, provenientes de la región Akita, los perros llamados Matagi Akitas (perros de tamaño mediano para la caza del oso) fueron utilizados como perros de pelea. A partir de 1868, se cruzó la raza con Tosa y Mastiffs. Por eso, el tamaño de la raza aumentó, pero unas características, rasgos de los perros tipo Spitz, desaparecieron.

En 1908, al prohibirse las peleas de perros, esta raza ha sido preservada, prosperó y se desarrolló en una gran raza japonesa. Después, en 1931, 9 perros excelentes de esta raza fueron designados como ²monumentos históricos.
Durante la segunda guerra mundial (1939-1945), se usó a menudo la piel de los perros para confeccionar ropa militar. La policía ordenó que se capturaran todos los perros menos los Pastores Alemanes, los cuales eran utilizados para tareas militares. Unos aficionados intentaron esquivar la ley y cruzaron sus perros con Pastores Alemanes.
Al finalizarse la segunda guerra mundial, el número de Akitas se había peligrosamente reducido y los perros venían en 3 formas diferentes:

1) Matagi Akitas, 2) Akitas perros de pelea y 3) Akitas/ Pastores alemanes. La situación de la raza era seriosamente trastornada.
Durante el procedimiento de restauración de la raza pura tras la guerra, Kongo-go, un perro procedente de la línea de sangre Dewa, gozó de una popularidad momentánea pero sin embargo muy importante; este perro presentaba rasgos exteriores característicos de la influencia del Mastiff y de los Pastores alemanes. El número de los criadores de estos Akitas se desarrolló y la raza tuvo siempre más éxito popular. Pero, aficionados iluminados y espabilados no aceptaron este tipo como una raza japonesa primitiva y se dedicaron a eliminar todos los rasgos forasteros. En el propósito de restaurar los rasgos característicos de la raza original, llevaron a cabo cruces con Matagi Akitas. Con eso tuvieron éxito y estabilizaron la raza pura de gran tamaño que conocemos hoy.

One response to “Mascotas de origen asiático.

  1. El líder de mi grupo favorito tiene un Shar Pei!! Ahora se más de esta raza, ojala algún día tenga uno :) Gracias!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s