TRÁFICO DE ANIMALES

El tráfico de animales es el movimiento ilegal de compras y ventas que circula en un país con el fin de conseguir beneficios o ventajas. Es decir, es un círculo que comienza con la captura de un ser o bien material con el cual se comercializa ilegalmente y finaliza a manos del consumidor o comprador.

El tráfico de animales protegidos es el tercer negocio más lucrativo del mundo, sólo superado por las ganancias que proporcionan las armas y las drogas.

Miles de especies exóticas se trafican desde países subdesarrollados.

Se trafica con los mismos animales o con productos derivados de esos animales, como pieles, colmillos o plumas. Muchas especies se encuentran amenazadas, como los grandes simios, los lemures o las tortugas de mar. Y existen otras en peligro de desaparición, como delfines, lobos o nutrias.

Las selvas de Iberoamérica son las principales fuentes del tráfico de especies hacia la Unión Europea, primer importador mundial de pieles de reptil, loros, boas y pitones, y segundo de primates. El negocio genera ganancias de cientos de millones de dólares anuales. El furor por las especies exóticas es tal que los coleccionistas llegan a pagar entre 500 y un millón de dólares por un guacamayo grande. El tráfico ilegal de animales, provenientes de toda América Latina, tiene su punto de entrada más importante en España, que los re-exporta al resto del continente. En Brasil se capturan más de 38 millones de animales al año, pero 90 por ciento de ellos muere durante la caza o el transporte.

Los canales del comercio tienen fronteras frágiles. Los traficantes usan las mismas vías que los importadores para transportar animales de América Latina a Europa: vuelos directos y barcos trasatlánticos. Falsifican certificados, hacen triangulaciones y camuflan la mercancía, la mezclan con cargas o la mandan en cajas con doble fondo. En una misma jaula se pueden encontrar especies con y sin certificados. Se transportan, por ejemplo, serpientes venenosas con tortugas y cuando pasan por la aduana nadie se atreve a verificar su contenido.

El panorama se complica porque mafias internacionales del contrabando y el narcotráfico de América Latina, Asia y Europa están involucradas en la venta de especies. Existe una estrecha conexión entre el tráfico de animales y el resto de negocios que despliega el crimen organizado.

monos-encerrados

prof-gueerimg_5363

Detenidas unas 4.000 personas por tráfico de animales en Europa y Latinoamérica

Madrid 26 julio 2012

En una operación coordinada en 32 países, entre ellos España, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) ha detenido a unas 4.000 personas por el trafico ilegal y la explotación de aves y sus huevos así como reptiles, peces e insectos. Más de 8.700 ejemplares han sido confiscados, entre ellos unas 2.200 aves, así como material para la captura de esos animales, armas y munición.

El dispositivo, denominado Operation Cage (Operación Jaula), se inició el pasado abril y ha finalizado en junio, según un comunicado. Sin embargo se esperan más arrestos y la investigación permanece abierta en Reino Unido, según el director de la unidad de delitos contra la vida silvestre inglesa, Nevin Hunter. Aunque España no participó en la operación, al menos un ciudadano español ha sido investigado, aunque resultó ser un comprador inocente.

Entre las especies recuperadas se incluyen azores, halcones peregrinos, cernícalos vulgares y papagayos. Aunque estaba centrada en el tráfico ilegal de pájaros, el organismo indica que se recuperaron además colmillos de marfil, tortugas, peces y otros animales sobre los que “en la medida de lo posible” se intentará que fueran rehabilitados. Al menos en Reino Unido, los animales confiscados serán acogidos por zoológicos.

El operativo es una respuesta al aumento del tráfico ilegal de aves y otro tipo de fauna, así como la creciente implicación de redes de crimen organizado en su transporte de América Latina a Europa. Entre los países que participaron en el dispositivo están Argentina, Brasil, Bulgaria, Colombia, El Salvador, Francia, Alemania, Guatemala, Hungría, Italia, México, Portugal, Rusia, Suiza, Turquía Uruguay y Venezuela.

Además de ser ilegal, la venta no regulada de estos animales representan un peligro para la bioseguridad, según el director de Interpol para Delitos contra el Medio Ambiente, David Higgins, ya que se introducen especies extranjeras que pueden romper el equilibrio de un ecosistema.

El despliegue se efectuó en puertos, aeropuertos, oficinas de correos, mercados, tiendas de mascotas y taxidermistas de Latinoamérica y Europa. La información recopilada, según la Interpol, será analizada para futuras intervenciones.

Los criminales implicados en ese negocio no se preocupan por el bienestar de esos animales, sino por el beneficio económico derivado de esas transacciones. 

 1343314486_034692_1343314536_noticia_normal

Fuente: El País 

OTRAS NOTICIAS SOBRE EL TRÁFICO DE ANIMALES 

Las cifras escalofriantes de animales abandonados que son exportados a Alemania, Austria, Holanda y otros países centroeuropeos, siembra una extraña sospecha que en muchos casos ha podido ser contrastada. El tráfico fraudulento de perros y gatos que salen de España, Portugal, Italia, Rumania, Chequia, Eslovaquia, Grecia, Turquía, Egipto o Marruecos con forma de “adopción”, ofrece unas cifras más que alarmantes. De Palma de Mallorca, sin ir más lejos, salieron durante 2010 QUINCE MIL canes declarados. Basta con multiplicar esta cifra por las cincuenta provincias españolas, y la cantidad aproximada ronda los SIETE MILLONES QUINIENTOS MIL PERROS exportados en un solo año. Se trata de animales enfermos, viejos o hembras preñadas, que viajan durante 36 horas en condiciones lamentables y hacinados en jaulas, por lo que muchos mueren durante el trayecto.

El número de protectoras que existe en cada país centroeuropeo es mayor que la cantidad de pulgas que puede tener cada ejemplar. ¿De dónde sale ese extraordinario interés en adoptar en países como Alemania, cuando la cifra anual de abandonos es de QUINIENTOS MIL?.

No se corresponde el número de habitantes con el número de perros supuestamente adoptados. De hecho, y basándonos en unas cifras meramente orientativas, el perro habría devorado a la especie humana. Se desconoce cuál es el destino de estos animales, pero lo cierto es que de las hordas caninas que viajan a Alemania y otros países centroeuropeos, sólo se sabe el destino real de un 15%, puesto que el resto, desaparece como por arte de magia.

En cuanto a los famosos identificadores de animales o Microchips, aunque las protectoras españolas están obligadas a que sea un veterinario quien los implante y registre en el banco de datos de cada comunidad autónoma, cabe destacar que las autonomías no están conectadas entre sí, por lo que si un perro o gato sale de su región, no está identificado. Por tanto, si sale del país, se pierde el rastro por completo.

Los grandes fabricantes como Felizcan o Tasso, generan importantes remesas en volumen que se venden sin codificar, para ser después codificadas por pequeñas distribuidoras. Así, presuntamente se hacen remesas oficiales y registradas para colegios de Veterinarios a 40€ el chip, y otras oficiosas para protectoras que exportan animales a 4€, tratándose en ambos casos de un producto idéntico.

Estos chips únicamente sirven para cruzar los controles, puesto que si los parasen, no aparecerían como registrados en ninguna parte. Por tanto, el perro o gato, no aparece en la base de datos y únicamente los adoptados se registran por primera vez en el lugar de adopción.

Por cada uno de los animales supuestamente adoptados, se llega a pagar hasta 400€. ¿Quién pagaría semejante cantidad por un perro abandonado, sin raza, viejo y enfermo?. Este mercado mueve ingentes cantidades de dinero negro, pues se trata de entidades sin ánimo de lucro que no están obligadas a declarar ante Hacienda.

La legislación alemana permite experimentar con perros y gatos de perreras, importados de otros países como España. En Italia fue denunciado el tráfico de animales a perreras alemanas, cuyo funcionamiento era idéntico en España:

La experimentación está regulada en toda la CEE y teóricamente sólo se puede realizar con perros de raza Beagle y criados para tal efecto. Sin embargo, nadie habla de laboratorios en países como Albania o Moldavia, con presuntas sucursales de laboratorios de cosmética, medicina, textil, químico o alimenticio.

Los perros y gatos exportados se utilizan para experimentar, otros con fines bélicos, también para abrigos de pieles, peleas clandestinas, fabricación de pienso, explotación en los criaderos e incluso tráfico de drogas.

En 1989, la Comunidad de Suizos Antiviviseccionistas denunció que cientos de miles de perros y gatos habían sido dados en adopción, cuando la realidad es que fueron robados de sus casas o comprados a los dueños, para ser amontonados en jaulas y enviados a laboratorios de vivisección de Suiza y Alemania. 

cachorros-enjaulados-300x191

Animales que mas se trafican 

-Las aves canoras son las más traficadas en el país: cardenal, reyes del bosque, reina mora, jilguero, cabecita negra, monterita, corbatita, brasita y, sobre todo, el cardenal amarillo, en serio peligro de extinción. También se trafican loros y tucanes.

-En la lista siguen los reptiles: tortugas, boas lampalagua y arcoiris, culebras y lagartos.

-Entre los mamíferos se trafica monos y coatíes.

designeremerald-website 120 coati

El mar

Las ballenas, los animales más grandes del planeta, están siendo cazadas cada vez más año tras año.

Y es que aunque la Comisión Ballenera Internacional, la CBI, prohibió la caza comercial de estos cetáceos en 1986, eso no ha detenido a los gobiernos de Japón, Noruega e Islandia, quienes valiéndose de lagunas legales han matado a por lo menos mil 300 de estos majestuosos animales cada año.

El gobierno nipón por ejemplo, se vale de un supuesto proyecto “científico” conocido como Jarpa (JARPN), que ha permitido que anualmente, desde el puerto de Shimonoseki, zarpe una numerosa flota tras los cetáceos que nadan en el Santuario del Pacífico Sur alrededor de la Antártica.

Aunque todavía no existe un solo resultado de ese proyecto, a la conclusión de la LVII reunión de la CBI en Corea y luego de que la propuesta de reapertura a la caza comercial fuera rechazada muy a pesar de su estrategia de compra de votos, Japón, anunció la decisión unilateral de ampliar la supuesta “investigación” por algunos años más dentro del programa Jarpa II .

Además, hizo pública su intención de incluir dos especies amenazadas más a su cacería: la ballena de aleta y la jorobada. Esto quiere decir que, tan solo en el próximo mes de diciembre, cazará cerca de mil ballenas.

Los resultados de la reunión fueron positivos, pero se requiere de la acción decidida de todos los países para detener la matanza de Japón en el nombre de la ciencia”, dijo Beatriz Bugeda, directora para América Latina y el Caribe del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat (IFAW).

Lo sorprendente es que mientras se alude a la ciencia para llevar a cabo esta ilegal caza, análisis de ADN, han demostrado que la carne de ballena termina en las mesas de restaurantes en Japón donde alcanza altos precios y se le considera un manjar.

Irónicamente la observación de ballenas nunca había sido tan exitosa como ahora. En años recientes ha crecido hasta convertirse en una industria de hasta un billón de dólares alrededor del mundo proporcionando ingresos y empleo a muchas comunidades y personas que habitan zonas costeras. De hecho, las ballenas valen mucho más vivas que muertas.

Otro blanco de los fanáticos de la comida exótica son los tiburones. Decenas de millones son pescados cada año y a muchos se les cortan las aletas aún estando vivos para hacer sopa de aleta de tiburón –platillo exótico muy demandado en Asia y otras partes del mundo-.

Asimismo, todas las especies de tortugas marinas encaran la amenaza de la extinción. Su abrupta disminución se debe a la reducción de su hábitat y a la cacería furtiva que, como ocurre en México, busca sacar beneficio económico de la venta de su carne, huevos y caparazón.

Sin embargo, no hay cosa más falsa que la creencia de que comer huevos o incluso la carne de tortuga es muy sano o que es un excelente afrodisíaco ya que, en realidad y como lo señala Serge Dedina, del grupo Wildcoast, muy por el contrario, el huevo de tortuga tiene hasta 40 por ciento más colesterol que el de gallina, y su aporte en proteína no es significativamente mayor al del huevo de un ave; es decir, quien padece una enfermedad cardiovascular, podría aumentar su riesgo de desarrollar arterosclerosis.

Rubí Moreno, coordinadora de Educación Ambiental en la Reserva de la Biosfera del Vizcaíno, añadió que el huevo de tortuga “está lleno de virus y bacterias que pueden producir enfermedades” a quienes lo consumen poniendo en grave riesgo su salud.

55 BALLENAS SE QUEDAN VARADAS EN LONGBEACH

TORTUGAS 2

5 Datos preocupantes sobre el tráfico de especies protegidas.

1.Las sanciones por tráfico de cuernos de rinoceronte son menores que, por ejemplo, en el caso del tráfico de drogas. Las multas a cazadores furtivos en Sudáfrica pueden saldarse con una multa de 14.000 dólares, mientras que el tráfico de hasta 5 gramos de cocaína supone 5 años de cárcel. En este país, por primera vez, hace meses, un intermediario de tráfico ilegal de origen tailandés fue condenado a 40 años, recuerda Drews.

2.Tailandia es una “lavandería de marfil ilegal”. En este país no está prohibido comerciar con marfil de elefantes tailandeses que mueren por causas naturales. Un resquicio legal que sirve de tapadera. Un anillo o unos pendientes pueden costar 80 dólares. Un colmillo entero sale por unos 250.000 dólares (190.000 euros). En cualquier caso sería delito el mero hecho de meterlo en el avión para llevártelo a casa, porque se consideraría tráfico ilegal.

3.Las razones del aumento de volumen de comercio ilegal de estas especies está en la demanda en países asiáticos, en parte por su mencionado uso como ingredientes de remedios medicinales y también por su uso ornamental y la cuestión del estatus social. “En China en la cutura del regalo corporativo es habitual piezas como piel de tigre u oso polar, colmilos de elefantes…”, explica Drews. Se trabaja con campañas de concienciación y se han planificado reuniones con empresarios para intentar modificar su visión.

4.Un negocio de 10.000 millones de dólares al año. El comercio ilícito de vida silvestre (sin incluir la pesca y la madera) alcanza esta cifra de negocio, según cálculos de WWF.

5.De caza con alta tecnología. Los furtivos usan miras telescópicas, gafas de visión nocturna, helicópteros, tecnologías de geodetección de animales… Una equipación que sugiere que hay una amplia infraestructura tras estas organizaciones de furtivos. Entre 50 y 100 guardas forestales son asesinados al año en África.

 

One response to “TRÁFICO DE ANIMALES

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s